Las ropas de segunda mano antiguas más para nuestros tiempos volvieron a la misma moda.

Las ropas de segunda mano antiguas más para nuestros tiempos volvieron a la misma moda.

De qué manera vestir sustentable y no volverse desquiciado en el intento, la ropa de segunda mano juega un papel muy importante a la hora de nutrir y renovar un armario sustentable, todavía así, sé que bastantes personas aún tienen reparos en vestir este género de prendas o bien en localizar piezas realmente interesantes. ¿Eres tú una de ellas? En de hoy te doy ciertas propuestas para hacer caer falsos prejuicios.

Me da cosa vestir ropa que ha usado otra persona, Para sacarte este imbécil prejuicio de la cabeza sólo tienes que pensar en el tipo de persona que dona su ropa de segunda mano. Se trata de personas como y como, personas conscientes que no se van a poner más una prenda y, en lugar de tirarla, deciden depositarla en un contenedor de recogida de ropa o ver si en alguna tienda se la compran. Además de esto, debes saber que la mayoría de tiendas de ropa de segunda mano examinan y limpian todas y cada una de las prendas antes de ponerlas a la venta. Si tienes duda, pregúntales y que te expliquen.

Si pese a ello todavía te sigue dando reparo y te quieres quedar más sosegado, sólo debes lavarla en tu casa una vez la hayas adquirido. Mas si haces esto, te animo a que también lo hagas con la ropa que compras nueva en las tiendas, porque después de haber dado una vuelta entera al planeta y haber pasado por decenas y decenas de manos, no deseo saber yo en qué estado llegan estas prendas a las tiendas donde tan alegremente nos las probamos y las estrenamos al momento y sin reparo.

Puesto que como es de esta forma, si deseas ir poquito a poco en tu introducción a la ropa de segunda mano, te animo a que empieces usando ropa de personas conocidas como amigos y familiares. ¿Has rebuscado alguna vez en el guardarropa de tus padres, tus abuelos o bien tus tíos? Pruébalo un día y dime qué tal. Yo siempre y en todo momento encuentro algo para lucirlo y no es por decir son muy antiguas pero para nuestros tiempos volvieron la misma moda.

Me da vergüenza decir que llevo ropa de segunda mano, Te entiendo de forma perfecta, a mí al principio también me pasaba, hasta el momento en que me di cuenta que pensar de este modo era una genuina tontería. Y es que aunque no tener dinero para adquirir ropa nueva no es nada malo, me sabe mal decirte que vestir ropa de segunda mano ya no es de persona pobre. Con lo que si tu reparo era que la gente creyera que no tienes dinero, ya te lo puedes quitar de la cabeza. Y es que si bien el mercado de la ropa de segunda mano nace con el propósito de aprovisionar de ropa a aquellos que tiene pocos recursos, desde ya hace muchos años vestir con ropa de segunda mano y ropa es sinónimo de elegante e inteligente Si no, solo tienes que echar una ojeada al público que visitas las tiendas y mercados, la ropa de segunda mano no es tan barata como afirman, exactamente por el hecho de que la ropa de segunda mano se ha puesto de tendencia, el costo de ésta ha subido, aunque no de toda ni en todos y cada uno de los lugares. Para aprender a hallar gangas, primero debes diferenciar ropa de segunda mano cualquier prenda que ha tenido un empleo precedente de las prendas con cuando menos dos décadas de historia y de calidad que no tienen por qué razón haber sido usadas jamás. Como puedes comprender, este segundo tipo de ropa es más costoso que el primero, pero efectivamente se lo merece. Con esto

deseo decirte que no te dejes engañar y que no te vendan ropa de segunda mano a costo cómodo para mí, el mejor sitio para comprar ropa utilizada bien de costo son las tiendas de Organización no Gubernamental, puesto que al percibir la ropa gratuitamente pueden mantener costes ajustados. Además de esto, al tratarse de organizaciones sociales y de colaboración, la ética en los costes y en la accesibilidad de sus tiendas a todos y cada uno de los públicos es una premisa. O bien por lo menos de esta manera debería ser.

Si estas en este momento del proceso es que ya no tienes ningún reparo en comprar ropa de segunda mano más aún te falta aprender el arte de encontrar auténticas ropas. Yo no soy ni mucho menos una especialista, más para mí lo que mejor marcha es ir a adquirir con alguien que sea honesto y te diga si realmente esa prenda se ve miserable o solo te lo parece a ti por el hecho de que está en una tienda de segunda mano; enterarte de qué días renuevan stocks en tus tiendas preferidas de esta manera serás el primero en ver las nuevas adquisiciones de la tienda; y aficionarte a los mercadillo donde quizá el costo es un tanto más elevado más se hallan cosas más elegidas por cierto, estate atento a la mejor forma es apuntándote pues pronto te daré una nueva relacionada con un mercadillo de ropa de segunda mano muy económica para nuestro bolsillo.

Para mí, que tengo la fortuna de vivir en Barcelona y poder perderme por sus tiendas de ropa de segunda mano, se me hace difícil pensar en esto, pero muchos me habéis escrito comentándomelo. Sé que hay un montón de sitios en Internet de adquiere de ropa de segunda mano, construimos una buena lista de sitios de donde hay ropa de segunda mano.

Hay prendas que no se pueden comprar de segunda mano, Porque yo también tengo derecho a tener prejuicios, a éste me apunto y te animo a que me lo pierdas. Yo jamás he comprado lencería ni ropa de baño de segunda mano, porque ahí sí que aún tengo reparos; ni zapatos. Sobre estos últimos el motivo es creo que el calzado, conforme lo uso, se amolda a mi horma. Y no acabo de ver claro lo de llevar zapatos que han sido usados intensamente por otra persona. Si tienes más información sobre este tema y me desmitificas esta teoría de que hay prendas de segunda mano que no se pueden comprar.

Por si las moscas no te has acabado de persuadir, aquí 3 motivos por los que la gente a la que realmente nos agrada la moda compramos ropa de segunda manos siempre y cuando tenemos ocasión:

La moda es distinguirse y sólo comprando en tiendas de estas características te va a ser posible encontrar piezas singulares que harán que la gente te recuerde. Te recomiendo sobre todo que apuestes por las chaquetas y complementos como los bolsos, las lentes de Sol o las joyas. Harán que tu look pase de ser corriente a que tenga algo especial y único.

Las ropas de segunda mano antiguas más para nuestros tiempos volvieron a la misma moda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *